JORNADAS OCAL CÓRDOBA, ARGENTINA - 30 Y 31 DE OCTUBRE DE 2015

JORNADAS ABC - SAN PABLO, BRASIL - 28 DE OCTUBRE DE 2015

JORNADAS OCAL COLONIA, URUGUAY - ABRIL DE 2015

 

Este video reúne algunas postales de lo que fue la primera experiencia de la gestión OCAL 2015-2016, en un esfuerzo organizativo combinado de OCAPU y OCAL, con gran libido puesta para que las cosas saliesen más que bien.

El sábado 11 y el domingo 12 de abril de 2015 fueron días de mucho fragor, con apuestas fuertes en mostrar la clínica real, no la clínica de la “buena forma” adaptada a los cánones de la “corrección psicoanalítica”, lo que llevó a muchos asistentes a animarse a presentar su verdadera clínica para la experiencia de Córdoba 2015. Y otras por venir en Brasil, México… A dónde sea que nos lleve la gestión.

El inicio fue el sábado al mediodía, con las presentaciones de OCAL, OCAPU y el apoyo de IPSO. OCAL nos alentó a trabajar bajo el lema de la gestión 2014-2016: “Diversidad y trans/formación do corpo analítico”. Así, desde la Secretaría Científica se propuso un clima que incentivara el trabajo en equipo focalizándonos en la tarea, respetando las diferencias de opiniones para que las vivencias del encuentro resultaran trans/formadoras para cada uno de los participantes.

Les tocó a José Galeano (Paraguay) y a Lila Gómez (Mendoza) abrir la clínica, mostrando dos casos puntuales, armándose una buena discusión acerca de los encuadres, las intervenciones, los cambios psíquicos… bajo el telón de fondo que invitaba a discutir sobre los “Desafíos y dificultades en la clínica actual”. “Albert y su casa con patas” fue la puesta de Galeano, “Dibujando-me” la puesta de Lila, con la coordinación de Patricia Singer (OCAPU).

Luego le tocó a Buenos Aires. Por APA, Juan Pinetta trajo “Aguafuertes clínicas. Un puente entre Colonia y Córdoba”, tres casos descarnados, con cambios psíquicos habidos, leídos al el estilo en que las aguafuertes porteñas retrataban las sensaciones viscerales de la vida porteña. Se logró el cometido provocador: generó mucho debate, muchos cruces, y mucha apertura.

Ahí, terció el caso de la uruaguaya Laura Bó, un caso de una adolescente: “Entre horrocruxes y psicoanálisis”. Su trabajo, igual al anterior, se jugó a surfear esas dudas que nos llevan a pensar a veces si lo que hacemos es o no es psicoanálisis… La respuesta fue… ¡Si! En síntesis, la idea fue llevar las inquietudes sobre los desafios actuales, a una próxima discusión que sucederá en Córdoba: “Qué psicoanalisis. Versiones y Subversiones”. Este panel lo coordinó la amiga Luisa Pérez, de OCAPU.

Más tarde se armó algo lindo, que tenía que ver con la fundación de OCAL, ya que se cumplían 35 años de su fundación. De APA se llevó una entrevista a Pablo Abadi, fundador de OCAL, junto con Raúl Zajdman y Luis Theux. Fue un video muy comentado, por los comentarios de Pablo.

Los de OCAPU hicieron lo suyo, entrevistando a dos analistas (Dr. Manuel Svarcas y Dr. Juan Carlos Capo) que también fueron parte de esos inicios, relatando como Sonia Abadi iba de APA a APU a convencerlos de la necesidad de una organización de este tipo. Patricia Infante, de Colombia, entrevistó a una analista de su país, Luz Marina Orejarena, que contaba cómo en los ’90 aún era algo tan dificil la organización… Estos videos serán subidos a la página de OCAL estos días… Como el que acompaña esta nota.

Ya casi terminada la actividad del sábado, los uruguayos se pusieron divertidos. Así que entre empanadas y vinos cada país debió mostrar… algo de su país. Así que… no recordamos bien el orden, los mendocinos de la SPM trajeron el sonido de los Enanitos Verdes, Rosario trajo un poema recitado… Paraguay trajo a capela una polca, “El pájaro campana”. Y entonces terció la murga uruguaya, fogoneada con habilidad de manejo de masas que nos llevaron a todos a cantar… y luego siguieron la banda de las cordobesas, que como no podía ser de otra manera, salieron con el cuartetazo.

Y bueno, luego vino México, luego Colombia, con canciones típicas también a capela bajo la batuta de Aura Valdez y Patricia Infante, y luego, una muestra de baile del colega colombiano de APdeBA, que descolló pareciendo competir en baile con Fernando Orduz, el nuevo presidente de FePAl, bailarín consumado.

¿Y Buenos Aires? ¡A ver!, preguntaban las uruguayas al único porteño. Bueno, creemos que salió airoso, recitando “Balada para un loco”, escrita por el uruguayo Horacio Ferrer, tocada por Astor Piazzola.

Y así, terminó el sábado, para arrancar el domingo con el panel de la cordobesa y apasionada Adriana Pontelli: “Pasión de ser analista”, trabajo en derredor de estas cuestiones institucionales que nos atraviesan y marcan la cancha a la hora de la clínica. ¡Lacán a lo cordobés! Y el uruguayo José Manuel Rodríguez, presentó un caso clínico: “No es fácil la vida del superhéroe”. Acerca de un paciente parricida perseguido por su crimen, con la fantasía de ametrallar a todos tal Escobar, de quien admiraba su impunidad, igual que la de… algún que otro político latinoamericano. En fin. Superhéroe trágico… el analista también?

La colega Mariel Brizolara (OCAPU) coordinó esta mesa.

Llegando al final, se armó la cuestión de la modernidad, las tecnologías, los SMS, los whatsapp con los pacientes… los supermercados de terapias, las supervisiones institucionales, hasta las cuestiones más locales, en algo que se dio en llamar “Artesanías psicoanalíticas”, para preguntarnos y debatir cómo nos vamos construyendo y posicionando como psicoanalistas en los tiempos actuales con sus complejidades y desafíos, con la coordinación de Ximena Malmierca, Rita Herrera y Dina Gonnet (OCAPU). Se caldeo el asunto: temas institucionales entre pares, que se manejaron con habilidad analítica para no salirse de madre.

Luego, un almuerzo a metros del río… Ya se iba acabando ese encuentro entre Rosario, Córdoba, Mendoza, Cali (Colombia), Bogotá (Colombia), Buenos Aires (Argentina), Asunción (Paraguay), Montevideo (Uruguay) y México DF, con grandes intercambios, grandes sorpresas, nuevos horizontes conocidos y abriendo puertas para el animarse a salir de lo que DEBE SER LA BUENA FORMA.

Un ratito… y luego, luego volvimos a casa.

OCAL